La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de los dientes y los huesos maxilares que se encuentran posicionados incorrectamente.

Los dientes en mala posición y los que no muerden correctamente unos contra otro, son difíciles de mantener limpios, corriendo riesgo de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales. Asimismo, ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de ATM y dolores varios en cuello, hombros y espalda. Por último, los dientes girados o posicionados incorrectamente restan en el conjunto de nuestra estética personal.

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.

Tipos de ortodoncia:

Brackets estéticos de zafiro

Los brackets de zafiro son una ortodoncia estética fabricada a partir de zafiro, un mineral trasparente y de gran dureza. Es un tratamiento ideal para aquellos pacientes cuyos dientes son blancos.

Brackets estéticos de cerámica

Los brackets cerámicos se vuelven prácticamente imperceptibles entre los dientes del paciente, debido a su tonalidad de color marfil.

Ortodoncia invisible (Keepsmiling)

Es un moderno y eficaz sistema para enderezar los dientes de manera invisible, utilizando placas alineadoras, removibles y transparentes que ajustan los dientes de manera progresiva. Utiliza una serie de placas alineadoras que se cambian progresivamente a medida que los dientes se enderezan.

KeepSmiling es transparente y muy estético ya que prácticamente no se ve.
Es confortable, su uso es agradable y placentero gracias a la calidad y flexibilidad de los materiales con que están hechas las placas.
Se usa veintidós horas diarias, día y sólo se quita para comer, cepillarse los dientes y el hilo dental.